La espeluznante realidad de la ciberseguridad en México

por Desconocido | 27 febrero, 2019

Comparte

l Informe Anual de Amenazas de Symantec reveló lo fácil que es hacerse millonario robando información de cualquier usuario o empresa.

Según los expertos de esta firma de ciberseguridad en empresas, los ataques de los cibercriminales son cada vez más sigilosos, más ambiciosos y por supuesto, más destructivos.

Lejos de aminorarse con la sofisticación de los diferentes sistemas de seguridad que se han ido desarrollando a lo largo de los últimos meses, los ataques van en aumento.

El informe indicó que los ataques de ransomware en empresas aumentaron 12% a nivel mundial, mientras que en México son cada vez más comunes los ataques del tipo spear-phishing o de formjacking.

Según el Reporte de las amenazas a la seguridad en Internet (Internet Security Threat Report o ISTR) de Symantec, volumen 24, el formjacking es uno de los ataques más letales de los que se ha tenido registro últimamente.

Este sistema es simple y se basa en un principio de skimming de cajero automático en el cual la información bancaria de un cuentahabiente alojada en su tarjeta de crédito o débito, es interceptada físicamente en cuanto este intenta hacer uso de un ATM modificado por cibercriminales.

La variante digital de este método de robo es aún más peligrosa, ya que se injerta en un portal bancario o de e-commerce para robar información sin que la víctima se percate de que su información está siendo robada.

Al final, ningún tipo de encriptación de datos puede proteger a los usuarios de un ataque como este, ya que la información sensible es robada y almacenada en servidores externos antes de que sea encriptada.

Al menos 4 mil 800 sitios web han sido comprometidos por código de formjacking y si bien sistemas de protección como el de Symantec, que ha logrado bloquear alrededor de 3.7 millones de estos, dos tercios del total de este tipo de incidentes continúan causando pérdidas millonarias para personas físicas y empresas.

Y lo peor de todo, es que cualquiera puede convertirse en víctima de este tipo de ataques, ya sea en una computadora o en smartphones.

Fuente: Código Espagueti

Déjanos aquí tus comentarios